Grabenfräsen Schnellfinder

Sollte ihr benötigtes Gerät nicht in den Suchergebnissen aufscheinen, so zögern Sie bitte nicht uns anzurufen unter 0591 – 76 314!

GMV 100 – Trabajar con un arado montado

Cuando se trata de una labranza eficaz y de obtener el máximo rendimiento, el arado suspendido es una herramienta indispensable para los agricultores y las empresas agrícolas. El arado de cultivo es un apero especial que se utiliza para aflojar la tierra, eliminar las malas hierbas y mejorar la estructura del suelo. En este artículo aprenderá por qué el arado suspendido tiene un valor incalculable para sus operaciones agrícolas y cómo sacar el máximo partido a su arado suspendido.

Las ventajas de un arado suspendido
Un arado suspendido ofrece una amplia gama de ventajas a los agricultores. Ayuda a mejorar la calidad del suelo aflojándolo y permitiendo una mejor aireación. Esto favorece el crecimiento de las raíces de las plantas y mejora la absorción de nutrientes. Además, el arado cultivador puede ayudar a controlar las malas hierbas y optimizar la preparación del lecho de siembra. Un control eficaz de las malas hierbas minimiza la competencia por los nutrientes y el agua, lo que en última instancia se traduce en un mayor rendimiento.

Trabajar con un arado suspendido
Antes de trabajar con su arado cultivador, es importante examinar a fondo el suelo y realizar el ajuste correcto para el arado. Asegúrese de que el arado está ajustado a la profundidad de trabajo deseada y compruebe que todas las rejas y elementos de la reja están en buen estado. Mientras trabaja con el arado montado, mantenga una velocidad constante para garantizar un laboreo uniforme. También es aconsejable limpiar el arado con regularidad para evitar una acumulación de residuos de cultivo que podría afectar a la eficacia.

Mantenimiento y cuidado del arado suspendido
Para garantizar un rendimiento óptimo y la longevidad de su arado suspendido, es esencial un mantenimiento y cuidado regulares. Limpie bien el arado después de cada uso y compruebe que las rejas y los elementos de la reja no estén desgastados o dañados. Sustituya las piezas desgastadas según sea necesario para garantizar una labranza eficaz. Asimismo, no olvide lubricar regularmente los engrasadores para garantizar un movimiento suave de las piezas móviles. Un mantenimiento regular prolonga la vida útil de su arado suspendido y contribuye a la fiabilidad durante el trabajo.

Zanjadora adecuada para las siguientes aplicaciones